martes, 15 de abril de 2008

Sucre (Bolivia)

Ayer llegúe a Sucre y la verdad es que es impresionante, muy linda ciudad, no creí que iba a encontrar una ciudad tan linda en Bolivia. Estoy muy contento de haber venido acá ya que no tenía planeado visitar este lugar, fue una de las mejores decisiones que tomé, además me encontré con un nuevo amigo.

Dia 43: Lunes 14/04
Después de 8 horas de viaje desde Uyuni hasta Potosí en un colectivo muy incómodo pero que fue una divertida y gran experiencia (no pude reclinar el asiento y no entraba en el mismo, viajó gente parada en el pasillo todo el viaje, se pinchó una cubierta, me cagué de calor, la ruta es totalmente de tierra, el pibe que venía al lado mío se caía dormido en mi brazo, etc.) decidí tomarme otro micro hasta Sucre, el cual tardó 4 horas. En el colectivo probé el Chasky, que es una carne con porotos y/o garbanzos, que zafa.
Llegué y me sorprendí con la vista que tuve de la ciudad a la noche, me tomé un taxi y me fui a la casa donde estaba alojado Joel. La casa en cuestión es una academia de baile propiedad de un miembro del Hospitality Club, asociación de la cual ahora formo parte. Me quedé charlando con Wolfgang, que me explicó como funciona dicha organización y su punto de vista acerca de la misma y después me fui a dar una ducha despues de como 5 días y a dormir.

Día 44: Martes 15/04
Me levanté temprano y me sorprendí con la belleza de la ciudad. Con Joel fuimos al Parque Cretácico que es zarpado, hay una pared gigante llena de huellas de dinosaurios. También vimos reproducciones de los mismos en tamaño real que están muy buenas.
Después volvimos al centro y me volví a encontrar después de mucho tiempo con Stephanie y Felix (Alemania) que se están por ir mañana a Santa Cruz. Me despedí de ellos y nos fuimos al mercado central donde comimos pollo con papas, arroz, ensalada rusa y lechuga con cebolla a solamente 9 B$S cada uno, una ganga.
Luego caminamos por la ciudad que es hermosa, la verdad es que me sorprendió. Entramos en cada edificio que vimos con las puertas abiertas y la historia que derrochan estas paredes y calles es impresionante.
A la tardecita cambié pesos argentinos y me la pusieron, me dieron solamente 2 B$S por cada uno, así que si no consigo otra cotización huiré rápidamente para La Paz que me pagan mejor.

Más adelante, si consigo arreglar la cámara volveré a publicar nuevas fotos. Saludos desde Bolivia!!!
Publicar un comentario