martes, 22 de febrero de 2011

Bogotá, la capital de Colombia

Despues de un viaje de casi 8 horas y de haber dormido menos de 2 horas llegamos el Domingo 20 de Febrero a la ciudad de Bogotá, capital de Colombia. Es un placer llegar a este sitio un domingo a las 6 de la mañana, ya que casi no hay autos en la calle y con un taxi y por la suma de 10.000 pesos colombianos llegas en menos de 20 minutos al barrio de "La Candelaria", zona donde estan ubicados gran cantidad de hostels y albergues para extranjeros.

Luego de dar vueltas por varios lugares, nos hospedamos en el Hostal "Fatima", lugar lleno de Argentinos y donde nos encontramos con los chicos que conocimos en Salento y con otras tres chicas con las que nos venimos cruzando desde Perú. Sali a dar una vuelta para desayunar chocolate con alfajores y luego recorres este pintoresco, colonial y colorido barrio, que revela pequeños tesoros ocultos en las paredes, puertas y tejados que habitan estas calles y callejones.

Caminando fuimos tambien hacia la zona del casco histórico y pudimos apreciar que al igual que en Quito y en varias ciudades durante los domingos por la mañana, el transito de vehiculos a motor se encuentra vedado, por lo tanto miles de ciclistas y patinadores inundan las calles de ruedas. Esquivando a ellos, pudimos visitar la Plaza de ¿Sucre o Bolivar?, la Catedral, alguna que otra iglesia, los edificios gubenarmentales, un gran mercado callejero tipo el Rastro de Madrid. En medio de una plaza un señor estaba realizando una peculiar manifestacion de protesta, ya que estaba exhibiendo el cadaver de su hijo que supuestamente fue asesinado mientras prestaba servicio para el ejercito y cuya muerte nunca fue esclarecida. Luego de eso nos volvimos un rato al hostel, y por la tarde salimos nuevamente, esta vez para visitar el conocidisimo y espectacular Museo del Oro. Este museo alberga incalculable cantidad de piezas de diseños increibles, que atesoran la calidad de los artesanos del oro y nos permiten apreciar una infima parte del oro que los conquistadores se llevaron a sus respectivos países.
Posteriormente nos dirigimos al Museo Botero, donde se pueden apreciar cientas de obras de dicho artista, que infla la vista con su peculiar forma de ver la belleza de las personas, animales y objetos que suele pintar o esculpir.

Al segundo dia aqui cambiamos el Hostal Fatima por el Musicology, hostel para gringos en el que no se hablaba otra cosa más que ingles, pero que por pocos pesos mas ofrecia desayuno y cena. El resto del dia sirvio para visitar el Centro Cultural Gabriel Garcia Marquez dotado de una libreria comercial y en donde pudimos observar una exposición fotográfica acerca del trabajo infantil. Tambien es digna de visitar la Biblioteca que alberga gran coleccion de libros, y material audiovisual. Hay otra iglesia en el centro que tambien permite darse cuenta de la cantidad de oro que habia en estas tierras antes de la conquista y el genocidio por parte de los colonizadores, ya que casi todas sus paredes estan revestidas en oro.

El ultimo dia aqui, o sea el martes 22 de febrero, lo dedicamos a dar vueltas por ahi y a hacer vagancia en el hostel. Por la noche nos despedimos de nuestro amigo Ian, que se va a trabajar a Canadá, y nos fuimos en taxi para la terminal a decidir para donde continuamos camino, si vamos Medellin o a Cartagena de Indias.

En resumen Bogotá me agradó mucho, es de destacar que no salí de la zona turística, pero la misma tiene una belleza propia. Belleza y caracteristicas que recuerdan a ciudades como Buenos Aires y de alguna que otra forma alguna que otra calle de mi amada Madrid. Como atracciones, tiene multiples sitios de caracter historico para visitar o museos muy interesantes.

Bogotá (Colombia)
Publicar un comentario