lunes, 24 de enero de 2011

Lima - Perú

La primera impresion que me dio Lima al llegar fue la cantidad de autos, coches, motos, combis, taxis, autobuses y todo medio de locomoción que te puedes encontrar en una calle o avenida... todo conocemos la contaminación que esto provoca, pero nuevamente y como me pasó hace casi tres años en Cuzco me llama la atencion que todos tocan bocina todo el tiempo... Bocina para llamar pasajeros, bocina para pasar, bocina para avisarte que vienen, bocina para cruzar, bocina por tocar bocina... es casi imposible hablar en la calle, pero es parte del paisaje limeño y luego de un par de horas te acostumbras un poquito, o es la sordera lo que hace que no te des cuenta. Lo si me di cuenta, es el momento en que uno no sabe donde aparece el silencio y realmente uno se da cuenta y puede disfrutarlo aunque sea momentaneamente...

Entrando al barrio de Miraflores, la impresion cambia un poquito, el transito de coches cambia un poco, aunque sigue siendo caotico. Lo que uno empieza a ver son grandes edificios, grandes tiendas internacionales, algun que otro parque, autos mas lujosos, y poco a poco la ciudad adquiere la fisionomia de las grandes capitales del mundo. Esto me sorprendio, ya que no pensaba que Lima fuese así. 

Martes 18/01: El primer dia fue dedicado a pasear por el barrio, paseamos por el parque Kennedy y llegamos a una zona donde pudimos ver unos clubes con un nivel muy importante, canchas de tenis con vista al mar, lo mismo que varias piscinas y gimnasios. Tomamos alguna que otra foto y seguimos caminando por la parte alta de la barranca hasta volver al hostel y descansar un poquito. Por la noche volvimos al mar para disfrutar de la puesta del sol, que ofrece una vista espectacular.

Miercoles 19/01: Luego de madrugar y hacer unos tramites de rigor, nos fuimos a conocer el casco historico de la ciudad, para lo que tomamos el autobus Metropolitano (estrenado en Septiembre), contando con la ayuda de un niño (medio extraño pero muy simpatico) que se ofrecio de guia y animador del viaje, hasta que llegamos a la parada indicada... Donde la madre casi nos deja al chico con moño y todo :P Luego de la vuelta de rigor por la plaza de armas, visitamos un museo donde habia una exposicion acerca de los desaparecidos en manos de Sendero Luminoso, exponian una especie de bufanda gigante confeccionada por familiares de estos desaparecidos. Esta exposicion fue bastante impactante y me acerco a una realidad del Perú que muchos intentan olvidar. Luego de aqui el recorrido siguio por la "Casa de las Letras", museo de literatura donde se expone la historia de la literatura en este país y se puede apreciar las distintas vertientes e influencias. Este lugar tiene una muy linda biblioteca, y un paseo para que los nuevos escritores encuentren su espacio para vender sus obras y poder compartir una charla con ellos. Luego de tanta caminata el hambre empieza a apretar, asi que un menu de 5 soles es la solucion. Sopa de verduras y carne de entrada y un segundo plato que rebalsa de arroz, patatas y una carne que no quiero saber de que era, pero que estaba buenisima conformaron el almuerzo, que permitio recargar energias y seguir con el paseo. Por la noche nos dirigimos al barrio de Barranco, donde nos encontramos con Loli (amiga rosarina conocida por facebook) y recorrimos un poco este barrio más bohemio, que tambien es muy bonito. Luego del minitour y la charla, vuelta al hostel con una sonrisa en la cara por tan lindo día vivido...

Jueves 20/01: Nuevamente madrugué, y rapidamente bajamos para la zona de la playa, a mirar un pocos a los surfers y a ver que el agua esta mas fria de lo que creía... por lo que solo me meti hasta las rodillas... Siguio el paseo por la zona de la playa y por la tardecita me fui hasta un gran skate y bike park impresionante, ubicado a la orilla del mar y plagado de niños y niñas practicando y aprendiendo estos deportes. Por la noche, fuimos a cenar a casa de Angela, Casiana y Gastón. que nos hicieron probar el riquisimo pollo asado de Pardos chicken... Luego de una charla nos volvimos para el hostel a descansar en nuestra ultima noche en Lima, noche que al igual que la anterior, estuvo musicalizada por los gemidos de la brasilera que dormia en nuestra habitacion y que al igual que la noche anterior no durmió, o si lo hizo, lo hizo en compañia.

En resumen, Lima me sorprendio por su bullicio; porque segun me dicen y lo pude ver, está casi siempre nublado; por su barrio de Miraflores que no pense que fuese tan moderno y por muchas cosas más que no solo me sorprenden de esta ciudad, sino de todo este país. 

Viernes 21/01: por la mañana emprendimos nuestro viaje a la ciudad de Trujillo... pero esto es parte del proximo capítulo. Abrazos a todos, en especial a Pepino y Camila, y saludos a todos!!!

Publicar un comentario