viernes, 17 de septiembre de 2010

Comienzan las vacaciones!!! London (Inglaterra U.K.)

Despues de un arduo verano de trabajo (que no lo fue) emprendí mi viaje vacacional que estara constituido por un tour alrededor de Europa, cuyo primer destino es London.


Este viaje tambien significa mi primer experiencia como pasajero de Ryanair, que permite poder realizar este periplo de manera mas económica, ya que por 13 euros (en mi caso, tambien se consiguen por menos) se pueden conseguir pasajes de Madrid a Londres. Aprovechano esto tome un avión, que partio con una hora y poquito mas de retraso, para llegar a London pasadas las 20 horas.


Apenas baje del avión me sorprendieron dos cosas, no les entiendo nada a los ingleses cuando hablan, parecen que tienen una papa en la boca. La segunda, la advertí en el momento de la llegada del autobús, que llegó por el lado opuesto, con el conductor del lado derecho del bus, situación que todos conocemos pero que yo no recordaba antes de visitar estas tierras. Ya montado en el autobus, me comencé a deleitar con la arquitectura de los barrios periféricos de esta ciudad, casitas, bajas, con tres plantas como mucho, todas iguales, con un jardín en el frente, la puerta, y al lado una especie de balcón vidriado que sale hacia el frente de la casa. Así pueden pasar cuadras y cuadras. Desde el mismisimo autobus, hubo otra cosa que me sorprendión: mirando los carteles pude ver la diferencia de términos y vocabulario que existe con el inglés americano, en lugar de "Offices for Rent" usan "Offices to Let" y como esta, muchas diferencias más.


El autobus desde el aeropuerto me condujo hasta un sitio Marble Arch (Arco de Marmol), desde donde me fui caminando por el costado del Hyde Park hasta mi hostel, que quedaba a unos 30 minutos de marcha. Una vez en el hostel y con muchisimo cansancio, me dispongo a pagar mi habitacion y me dicen que no aceptan dinero en efectivo, asi que ya lancé mi primer insulto a los ingleses debido a que tuve que ir a un cajero a buscar libras. Por supuesto en la habitación me tocó la peor cama, con gente que roncaba, y mucho ruido, pero como pude me instalé y me desmayé en la misma.


El miércoles 15 me dediqué a perderme por las calles de esta ciudad, caminé casi sin un destino, pero con la idea de no ir hacia la parte del Big Ben ya que quería hacerlo con una excursión. Me dediqué a recorrer la Oxford Street, sitio donde se encuentran tiendas de todas las marcas. Por ejemplo el Nike Store tiene 5 plantas. Tambien encontré una disquería que tenía discos que pensaba que nunca iba a poder ver en persona. Me topé con un Apple Store gigante, y lo mejor de todo fue una juguetería constituida por 6 pisos. En este sitio me sentí nuevamente como un niño, lleno de empleados por todos lados invitandote a jugar, muy divertido, asi que no pude evitarlo y me busqué un nuevo compañero de viajes en la sección de Playmobil.


Esta misma tarde me fuí para el British Musseum, sitio que alberga objetos de todo el mundo y de casi todas las culturas. Había una exposición muy interesante, en realidad una selección de objetos denominada "Las historia del mundo en 100 objetos" que es lo que intente ver hasta que me echaron a la media hora de entrar al museo. Al salir del museo me fui con la impresión de que no les iba a donar nada por entrar porque ellos se robaron la historia del mundo entero, en si me sentí un poco enojado por el colonialismo inglés, así que para descargar bronca seguí caminando por las calles. Intente llegar a Abbey Road pero no la encontré así que me volví cansadísimo al hotel a comer algo y descansar para el día siguiente.


Jueves 16: temprano por la mañana atravesé caminando el Hyde Park, que es super bonito, pero lo noté algo descuidado, para llegar al Werlington Arch y hacer el primer tour de www.neweuropetours.eu El tour se llamaba Royal London Tour, que pasó por el Palacio de Buckinham, y el centro tipico de la ciudad, pasando por el Big Ben, y algunos que otros sitios interesantes. Por la tarde, luego de comer otra vez McDonalds me dirigí hacia la zona del rio Danubio, para ver nuevamente el Big Ben, el London Eye, el museo Tate de arte moderno que me encantó (bastante interactivo, algunas obras de Miró, Picasso, Dalí...) y seguí paseando por la orilla del río hasta llegar al Tower Bridge que está muy bueno. Lentamente y esperando que se haga de noche, volví caminando por el rio nuevamente, con la idea de sacar algunas fotos nocturnas y descubrir las luces de esta ciudad, y no fue mala idea porque quedé flasheado. Supercansado, me volvi al hotel, recibi la sorpresa de que Cristian y Rodri estan aca y me desmaye en mi cama.


Viernes 17: dejé el hotel por la mañana con mi mochilita al hombro, y me fui esta vez a Abbey Road, pasando antes por la "Little Venice" que se ve muy bonita, pintoresca. Me saqué la famosa foto cruzando la senda peatonal y me fui nuevamente para el British Musseum a terminar de ver la colección de los 100 objetos que había empezado a ver. Para la hora de la comida, me junté con los chicos y fuimos al Subway, donde nos quedamos teniendo una larga e interesante conversación acerca de nuestro país, mejor no la reproduzco. Fuimos hasta Abbey Road nuevamente porque ellos no la conocíán, con la diferencia de que me desplacé en los tipicos autobuses londinenses de dos pisos. Mas fotos en la esquina, y luego fuimos en Underground (que es superpequeño, me dio un poco de claustrofobia, debe ser que el Metro de Madrid es significativamente mas grande) a un mercado-feria que esta en el centro de Londres plagado de artistas callejeros, y mucha gente con ganas de gastar dinero comprando en tiendas. Una vez mas volvi al Tower Bridge (esta vez de noche y con los pibes para poder fotografiarlo). Volviendo para el centro de la ciudad, encontramos el comienzo de una marcha a beneficio, y pude comer el primer plato de comida en serio en los ultimos tres dias, arroz superpicante con calamares, que se los compramos a una mujer hindú que nos dijo que no estaba picante, asi que me la tuve que aguantar y me terminé enchilando como en las viejas epocas mexicanas.


La ultimos momentos en esta ciudad, transcurrieron en la estación de trenes Victoria, donde hicimos algo de tiempo para luego trasladarnos al aeropuerto donde dormimos un rato en el suelo, hasta que la dulce y delicada agente de seguridad nos despertó a patadas. Me despedí de Rodri y Cristian que salían con otro destino, y me fui a tomar mi vuelo con destino a Dublin, pero eso ya será otro capítulo de esta historia.

En resumen, la ciudad de Londres es atrapante. Super cosmopolita, la diversidad de culturas y nacionalidades que se ven en ella es impresionante, pero a la vez, todos conviven educacadamente. La gente aquí es muy amable cuando uno pregunta por algo, pero a la vez cada uno va en su propio mundo, algo típico de las grandes ciudades. La arquitectura es bastante monótona, pero tiene algunos puntos altos que realmente llaman la atención, ya sean palacios, puentes, parques, o construcciones nuevas. La comida, no tengo idea porque anduve de mcdonalds y subway. En resumen, creo que esta ciudad es ideal para las personas que hacen turismo de verdad, que les gusta comprarse cosas, y que disfrutan de la historia. Por mi parte me voy contento con esta ciudad a pesar de no ser de los que compran o lo que se llama "turista", por supuesto que me quedo con ganas de volver algún día.

Ahi van las fotos...

London


Y ahora las fotos nocturnas...


London at Night
Publicar un comentario