jueves, 23 de septiembre de 2010

Como recorrer Bélgica en un día y medio

Tenía pensado quedarme un poquito más de tiempo en este país, pero por decisiones del destino, cambié de planes...

He llegado a Bélgica y tuve la mala suerte de hacerlo en Brusselas. Por que digo mala suerte? porque la ciudad es uno de los destinos principales de estudiantes de Erasmus, por lo tanto fui a un par de hostales y estaban todos llenos, así que no tuve alternativa y me tuve que volver a la estación de trenes a pasar la noche.

Lo poco que vi de esta ciudad me hizo acordar mucho a Buenos Aires. Grandes avenidas, algún que otro edificio importante, mucho más no ví.

La aventura de pasar la noche en la estación de trenes fue interesante, ya que había bastante gente sospechosa dando vueltas por todos lados, mirando posibles victimas. Cuando estaba por dormirme vino la policía y nos echó a todos los que estabamos esperando porque la estación cierra de 2 a 4 de la mañana. Por eso dejé mi mochilita en la consigna y salí a la calle donde me puse a hablar con una familia de Nicaragua.

Entre a la estación cuando pude y compré el primer pasaje que conseguí, esta vez para Gant (Gante) que saldría a las 6:05 am.

Gant (Gante): al llegar a la estación me tomé un capuchino caliente porque en Bruselas me cagué de frío. Recuperada la energía me fui a tomar el tranvía al centro histórico. Como buen argentino e ignorante me terminé colando en el transporte público, ya que me guíe por la gente de aqúi que sube y no paga porque se supone que tienen el ticket y no se van a meter en un tranvía y viajar gratis, como van a hacer eso? A los pocos metros de viaje ya me sorprendí nuevamente por las bicicletas. Esta lleno de bicicletas por todos lados, y lo mas curioso es que las dejan en la calle sin candado, solamente ponen uno sujetando una de las ruedas para que no te puedas ir andando. Es increible, y aunque la tentación fue grande, me comporté de forma civilizada y dejé todas las bicicletas que ví en su lugar.

En si es una ciudad muy bonita y pequeña, por eso recorrí su centro histórico en pocas horas. Lo que me sorprendió muchísimo es la altura de las construcciones que hay aquí. El centro histórico está conformado por una calle principal, en la que se encuentran todas las grandes construcciones, iglesias, campanarios y el ayuntamiento. Tambíen surcan la ciudad unos canales por donde navegan algunas embarcaciones y desde este canal puede verse castillo si la memoria no me falla.


Gante


Fue así que terminada mi visita en Gante partí nuevamente en tren hacia Brugges (Brujas).

Brujas es asquerosamente hermoso, todo es perfecto, limpio, ordenado, muy ordenado, salvo por las cientos de bicicletas que te aparecen de todos lados, parece que salen de debajo de la tierra. Mientras buscaba alojamiento me dediqué a caminar un poco por las calles tan bonitas de este sitio, llenísimo de estudiantes y tambien de turistas, demasiados turistas para mi gusto. Luegos de una pasta a la carbonara y visto el cansancio que tenía por no haber dormido la noche anterior me fui al hostel a lavar la ropa, a pegarme una ducha y a dormir una siesta reparadora de 4 horas. Por la noche paseito, alguna que otra cervecita y a dormir para irme al siguiente destino, Holanda.

Brujas


En resumen mi estadía en Bélgica fue más corta de lo planeada, pero prefiero irme a Holanda y disfrutar un poquito más de tiempo ahí. Por lo pronto este pequeño país me dió la impresión de que salió de una película o alguna historia, todo es perfecto, ordenado y limpito para mi gusto, yo le añadiría un poco de caos a este sitio.
Publicar un comentario