domingo, 27 de julio de 2008

Aqui Madrid!!!

Después de colgarme mucho tiempo y no escribir nada ni subir ninguna foto, vuelva a publicar algo en este blog.

El trabajo y la piscina
Después de haber visitado Barcelona, volví a Madrid para luchar con la burocracia y terminar los papeles del trabajo para poder comenzar con el mismo y ser una pieza de este sistema que como buen latinoamericano nos oprime y explota, como lo viene haciendo desde que Colón llegó a America.

La piscina está ubicada en una comunidad que tiene 150 viviendas aproximadamente. La piscina tiene 15 metros por 7 y es bastante tranquila. Tengo momentos en que no hay nadie, así que aprovecho para leer mucho (ya leí 4 libros de Eduardo Galeano -se nota en el primer parrafo de este texto??-, otro de García Marquez, otro titulado "El niño de pijama a rayas", algunos diarios que me alcanza la gente, y otras cosas), escribir o nadar un ratito. Cuando hay gente siempre hay alguien copado con quien hablar, o algunos niños con quienes jugar, sino escucho música con el celular, también aprovecho y de vez en cuando me vuelo los pelos pensando un rato, y cuando ya estoy demasiado al pedo hago que trabajo, jeje.





La comunidad está cerquita del piso donde vivo. Al principio estuve yendo a la misma en Metro, pero cansado de la tristeza del mismo, el apuro y la cara de preocupación de la gente, y de conocer mucho la ciudad, pero por debajo de la misma, me puse en campaña para conseguir una bicicleta, y a los dos días de la búsqueda me facilitaron una en la piscina donde trabajo, así que pude conocer un poco más la ciudad, esta vez por arriba.

Después de tres semanas aproximadamente comencé a dar clases de natación a los niños que viven en los edificios, y por eso empecé a ir a la pileta un poco más de tiempo, pero por lo menos me cambia la rutina de ser socorrista y puedo ser un poco más creativo con lo que hago. Lo que está bueno, es que la mayoría de los niños que tengo han progresado muchisimo, y eso me pone feliz a mi, a ellos y a sus padres. Hay un niño de 5 años que estaba aterrado con la piscina, le costó mucho meterse, y luego de pegarse 2 cagazos terribles, empezó las clases y después de tres semanas ya hace una piscina entera sin usar nada para flotar.

El departamento y la zona
Vivo con 4 personas más, y por suerte son todos conocidos de Rosario. Está Marcela, con la que trabajé en Sportsmen, su novio Leandro que lo conozco de Nautico desde que tengo 9 años, Juan que es el primo de una amiga, y Danilo que no lo conozco pero tenemos muchos conocidos en comun . La convivencia poco a poco se va consolidando y organizando. Con Danilo y Juan nos repartimos las tareas, yo cocino para los tres y Juan lava las cosas que utilizamos. Además hago las compras con Danilo, que a su vez hace.... no hace nada más (nos está recagando ahora que me doy cuenta, jeje.)
Con respecto a la limpieza del departamento nos dividimos los ambientes y las funciones por semanas.


En el Piso y el barrio


La zona donde está el mismo, es una de las mejores de Madrid. Mucho parque alrededor y está relativamente cerca de todo, asi que está bueno. El unico problema con el piso es que tuvimos inconvenientes con la puerta porque se rompio la cerradura, y actualemente están tapadas las cañerías, así que estamos intentando conseguir un plomero para arreglar las mismas.

La vida en Madrid
Apenas llegué pude recorrer bastante y conoci muchos lugares de la ciudad, pero una vez que empecé a trabajar esto se hizo más dificil, ya que los lugares abren tarde, (cerca de las 10) y cuando salgo de trabajar ya esta casi todo cerrado. Esto es bastante frustrante, ya que mi idea era trabajar poco para poder conocer a fondo la ciudad, pero al ver que esto era imposible decidí comenzar a dar las clases y trabajar más horas.

Al principio la red de Metro me parecía genial, después me terminé cansando, ya que es todo muy gris, triste, y no hay ni un ser vivo ahí abajo, es más, la otra vez vi a una chica con una planta, y me dí cuenta que no habia nada verde ni natural ahi abajo, me dio una especie de claustrofobia y ver a esa chica con esa plantita ahi me relajó un poco y me hizo pensar en alguna especie de proyecto para regalarle plantas a la gente que se sube al metro, la contra de esto es que Madrid es muy seco y árido, pero bueno, por lo menos mi cabeza voló un ratito con una idea productiva. Ahora ando bastante en bicicleta y es mucho mejor que el concreto frio y gris del metro, a excepción de los días en que hay mucha contaminación, (casi todos) y se me irritan un poquito las vias respiratorias.

Una cosa que hago y la disfruto mucho es salir a caminar sin rumbo por la noche para buscar cosas en la basura (me encontre una impresora Epson, muchos libros copados, un par de bolsos, dos pares de parlantes, también hay muchísimos muebles, colchones y otras boludeces) o para encontrar lugares nuevos que me sorprendan, como me pasó con la plaza de toros de Ventas que está muy cerca de donde vivo y que es impresionante desde afuera. Este es uno de los pocos momentos en que puedo bajar unos cambios y dedicarme a disfrutar totalmente, ver como la ciudad pasa a mil por hora por al lado de uno, poder disfrutar un poco de mi silencio (tengo mucha gente cerca durante mucho tiempo, y a veces me satura un poco todo esto). Si señor, en el cirujeo encontré mi terapia, jajaja.

Salidas en Madrid
Durante las primeras semanas en que empecé a trabajar, estuve llegando muy cansado a mi casa y no salí casi nunca por la noche, ya que me estuve acostando temprano; pero hace un par de semanas me cansé de no salir y decidí comenzar a hacerlo a pesar de que volver al departamento por las noches es un garrón ya que no hay metro y los colectivos tardan bastante. Durante uno de los fines de semana, vino el tio Otto con Pepito a Madrid. Una noche cenamos en un restaurante chino, y al otro día pude conocer a Graciela (amiga de Otto desde hace muchisimos años y de mi mamá), a Sara (su hija) y a Bea porque fuimos a comer a su restaurante vegetariano y luego fuimos a su departamento.


Hierba Buena


A la semana fui nuevamente al piso de Graciela, porque en el mismo edificio Pedro Almodovar estaba rodando una película con Penélope Cruz como protagonista, así que aproveché y fui a sacar fotos para estrenar mi nueva cámara.


Rodaje de Almodovar y Penélope Cruz


Esa noche me quedé a cenar ahí, me quedé a dormir para poder jugar un poco con Sarita que es una maza.


En casa de Grace


El sabado 19-06 fui al centro Cultural Conde Duque a ver el Recital de Jarabe de Palo, llegué al tercer tema y la verdad es que hicieron un buen show. Reversionaron todos sus grandes exitos, y realizaron algunos sketches divertidos. Al igual que al final de recital de Linkin Park, la gente se fue sin pedirle nada a los plomos, así que aproveché y me vine con la lista de temas del recital y casi agarro una pua para la guitarra.



Jarabe de Palo en Conde Duque


A su vez, tuve la fortuna de poder ver a la selección Argentina de Basquet que se enfrentó a la de España en el Palacio de los Deportes que también está muy cerca de mi casa. Así que apenas que salí del trabajo, me fui al estadio y llegué para ver el 3 y 4 cuarto. Para entrar le pagué 5 euros a uno de la puerta y pude ver la remontada Argentina que puso interesante el partido, aunque lamentablemente perdimos por 2 puntos.



Argentina 85 - España 87

La verdad es que el Palacio de los deportes es impresionante, es increible lo grande que es, lo prolijo y lo bien que se ve en cualquiera de las ubicaciones.


Hace dos días salí con Juancito y fuimos a una disco a la que lo invitaron. Como todo boliche, no me gustó mucho, pero lo pasé bastante bien. Igualmente, cuando mejor se estaba poniendo el lugar nos fuimos porque estabamos cansados, el camino de vuelta al departamento es largo, y al otro dia nos teniamos que levantar temprano para laburar. Igualmente camino a casa vi un bar de rock que me parece que va a ser el nuevo "Garcia bar y rock" madrileño, así que aprovecharé e iré al mismo uno de estos fines de semanas, ya que en el mismo trabaja un pibe que va a mi piscina.

El último sábado fui de nuevo a Conde Duque, esta vez para escuchar desde afuera un poco del concierto que dió Pablo Milanes en dicho lugar.

Sensaciones
Estoy muy feliz por poder estar acá en España después de desearlo durante tantos años. Intento tomar cada cosa que me pasa, cada situación nueva, como una enseñanza y para poder realizar un aprendizaje de cada cosa que vivo. A la distancia siento que valoro cosas que estando ahí cerca no lo hago o no me doy cuenta, también creo que veo algunas cosas más claras o con más facilidad, tambíen se valora más lo que hicieron y hacen algunas personas por uno, y eso se agradece.

Por otro lado, ya estoy bastante acostumbrado a Madrid. A medida que pasa el tiempo, las cosas que al principio me sorprendieron muchísimo ya no lo hacen de la misma forma. Seguramente que cuando pueda estar un poco más relajado por la cuestión del trabajo esta situación cambiará.

A su vez empiezo a extrañar diversos detalles que por ahí no pensé que extrañaría. Una cosa que me puso totalmente feliz es la hija de Franco y Selene. Estoy ansiando con locura poder conocer a mi nueva sobrina Camila, seguramente que cuando vuelva a Rosario esa niña va a tener al tío más baboso y cariñoso que puede llegar a tener, no veo la hora de tenerla en brazos.

Otra de las cosas que extraño son los olores, aca en esta ciudad no hay muchos olores, vas por el parque y es muy raro oler a flores, la contaminación tapa todo olor agradable que se pueda sentir. Quiero oler una parrillada por la calle, oler una hamburguesa en un carrito, un choripan, jejje.

Extraño la forma de saludar a cualquier persona conocida o que uno conoce en Argentina. Por lo que vi hasta ahora, la gente en muy raras ocasiones saluda con un beso o un abrazo a alguién que conoce, eso me parece frio, distante y no puedo ni quiero acostumbrarme a eso.

Otra cosa que me puso muy feliz fue que me vino a visitar mi amiga Lorena, a la cual conocí en Copacabana (Bolivia) y se vino a trabajar a Valencia, así que seguramente cuando termine de laburar la vaya a visitar a su pueblo.



Por suerte tengo mi guitarra y a ella no la extraño en este viaje, la tengo un poco dejada de lado, pero cada vez que la agarro lo disfruto mogollón, jeje.
Y aunque me sienta un ignorante, lo que extraño bastante y me gusta mantenerme informado es al glorioso Newells Old Boys, debe ser porque acá son muy fanáticos del futbol y es un tema muy concurrente de la gente en la piscina.

Resumiendo, todo esto es un reflejo de lo que me anda pasando acá y de lo que estoy sintiendo con toda esta experiencia, se me hace dificil escribirla aquí, así que el que quiera que me mande por mail su telefono fijo y algun horario donde encontrarlo así lo llamo algun día, saludos y paz!!!
Publicar un comentario