domingo, 5 de julio de 2009

Ahora si...

Ahora si, con un poco mas de tiempo me pongo a escribir de nuevo, ya que Esteban se compro un ordenador y de vez en cuando tenemos internet en casa. Hoy estoy sintiendo una impotencia terrible porque vimos el partido de Velez vs Huracan por internet y todos sabemos el resultado injusto para el futbol.

Ahora si, vi un poco como es la movida del pueblo. El otro dia fue la despedida de solteros de la hermana del jefe y se paralizo el pueblo, cortaron el transito en el centro, la policia custodiando todo, dos carretas, orquesta, y mucho, mucho alcohol, en resumen, el pueblo totalmente movilizado por una despedida de solteros. Con Rafa salimos a la noche a un bar y al boliche para cambiar un poco y ver algo de gente reunida, y la verdad es que la pasamos bien.

Ahora si, estamos un poco mas organizados con la convivencia, que marcha sobre rieles. El apartamento es muy pequeño, ya dividimos los cuartos, como asi tambien dividimos las funciones, los turnos para cocinar y lavar, y a pesar de algunos problemas de perdida de gases (y no de butano), nos llevamos muy bien teniendo en cuenta la locura propia de cada uno de los habitantes de este piso. Creo que la clave reside en la porroneada nuestra de cada noche; que mejor que llegar al anochecer de un dia agitado (como dirian "Los Escarabajos"), y poder disfrutar de una cerveza de litro a la irrisoria suma de 0.67 euros por litro.

Ahora si, que hace dos semanas que estoy trabajando, puedo decir que la urbanizacion que me toco me gusta mucho, la tengo muy cerca de casa, la gente hasta ahora es muy amable conmigo, y tengo la posibilidad de jugar al baloncesto o al tenis en alguna de las canchas que tiene el complejo. Ademas ya empece a dar clases de natacion y ahora arranco las clases de acuagym. Lo bueno tambien de trabajar en Vistahermosa es que cuando corto de 3 a 4 para comer puedo venir a casa tranquilo.

Ahora si, estamos metiendo altas guitarreadas. La otra noche, estabamos cantando algunos temas con el Rafa y el Gordo, y desde la calle nos empezaron a gritar para que le cantemos algun tema, (un tango), baje con la guitarra y uno de los muchachos se puso a tocar un par de flamencos y me cachó la tapa de la guitarra, todavia me quiero morir pero la valio la pena escuchar esas canciones fruto de mi guitarra. Tambien otra noche, en el bar que esta debajo de casa, cuando volviamos de tomar unos tubos en lo del Litri (otro bar) pegamos una guitarreada flamenca protagonizada por nuestra vecina de abajo, su hermana y sus dos hermanos, que la verdad, nos dejo la piel de gallina en algunos momentos. Mientras tanto con el gordo y Rafa estamos ensayando algunas canciones, ya que quedamos en deuda con la gente del bar, que nos exigio que antes de irnos tenemos que hacer una presentacion de canciones de nuestra tierra.

Ahora si, pude ir una noche a Madrid, y vivir el movimiento de sus calles, su gente, y comer de nuevo en Yerbabuena, el restaurant de Graciela junto a Sara y Bea, para salir a toda prisa por la mañana, coger el autobus y volver a Cercedilla.

Ahora si, sali a sacar algunas fotos por el pueblo, que voy a subir proximamente.
Publicar un comentario